El Ferrocarril de las Delicias cumple 20 años

Tal día como hoy, en 1998, inaugurábamos el Ferrocarril de las Delicias, el primer y único parque ferroviario de la Comunidad de Madrid.

Un lugar en el que personas de todas las edades han disfrutado y siguen disfrutando cada semana de un paseo a bordo de los trenes más pequeños en los que alguien puede viajar. Y en el que les enseñamos cultura ferroviaria en estado puro, con locomotoras de vapor incluidas.

Para celebrarlo, los próximos 27 y 28 de octubre, coincidiendo con el Día del Tren del Museo del Ferrocarril, los miembros del Círculo Madrileño Ferroviario (CiMaF) haremos actividades especiales para completar una jornada ferroviaria para todos los públicos.

¿Qué es el Ferrocarril de las Delicias?

Es un parque ferroviario en el que ocio y cultura se combinan para aprender cómo funciona un ferrocarril mientras se disfruta de una buena experiencia.

Se trata de un recinto anexo al Museo del Ferrocarril en el que hay instalado un circuito de 265 metros de longitud de vías cuyo ancho es de tan sólo 5”. Es decir, 12,7 cm.

El circuito cuenta con cinco estaciones, además de la principal, para realizar operaciones como cruces o recarga del carbón y agua de las locomotoras de vapor.

Además, el circuito tiene dos túneles, un puente metálico y un paso a nivel. Y discurre por un jardín en el que los viajeros pueden disfrutar de una gran variedad de vegetación autóctona.

Tracción vapor y gestión clásica ferroviaria

Junto al Tren de Arganda, el FC. de las Delicias es el único lugar de Madrid y alrededores en el que se pueden ver locomotoras de vapor en servicio. A pesar de su  pequeño tamaño, nuestras máquinas – denominadas de “vapor vivo”- pueden remolcar más de una tonelada de masa sin problema alguno.

La "Carmela" y la "Dolores", en Arboleda.
Las locomotoras de vapor “Carmela” y la “Dolores”, en Arboleda durante una circulación nocturna.

El vapor es sólo uno de los sistemas tradicionales que preservamos en el Ferrocarril de las Delicias. Todo el método de gestión ferroviaria se mantiene fiel a los procesos clásicos de circulación, muchos de los cuales han desaparecido o han quedado relegados a pequeños tramos o líneas secundarias.

Por ejemplo, la venta de billetes se hace utilizando las mismas máquinas marca Hugin que usaba Renfe en los años 70. Y el formato de billete es similar al de la operadora, pero usando nuestra marca.

Máquina Hugin empleada en Renfe

 

Por supuesto, contamos con interventores que “pican” los billetes como antaño. La circulación es gestionada por un Jefe de estación con gorra, silbato y banderín. Y en el caso de disponer de dos o más personas dedicadas a la labor se comunican mediante un sistema similar al bloqueo telefónico, cada vez más difícil de ver en España.

La circulación en la mayor parte del circuito se hace en vía única. Es decir, los trenes usan la misma vía para ir en los dos sentidos, lo que antiguamente era la norma en todos los ferrocarriles. Esto obliga a tener puntos en los que realizar los cruces.

Aunque sea un ferrocarril de pequeño tamaño, sigue siendo un ferrocarril en el que viajan personas. Así, tenemos un reglamento de circulación propio que vela por la seguridad de los viajeros, inspirado en el de la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte.

¿Quién está detrás del Ferrocarril de las Delicias?

Este parque ferroviario es una iniciativa de la asociación cultural sin ánimo de lucro Círculo Madrileño Ferroviario o, por sus siglas, CiMaF.

Declarada de interés público municipal por el Ayuntamiento de Madrid en 2012, somos un grupo de personas que desde 1996 y de forma totalmente voluntaria hemos construido, mantenido y ampliado todas las instalaciones. Además, nos encargamos del mantenimiento de los trenes así como de todas las labores y actividades propias de la asociación.

El grupo y el material, tras acabar el 36º A Todo Vapor!!
Grupo de socios durante la celebración de un A Todo Vapor!! Jornadas en las que sólo circulan locomotoras que funcionan con carbón.

Así que aparte de brindar una entretenida propuesta de ocio y cultura ferroviaria para disfrutar en familia, también ofrecemos una gran experiencia de voluntariado.

Dada la naturaleza de nuestra actividad, los voluntarios del CiMaF tienen la oportunidad de aprender a realizar una gran cantidad de labores muy útiles para el día a día. Algunos ejemplos son la atención al público, realización de pequeñas reparaciones, jardinería… ¡y hasta cocina!

Celebramos el 20 aniversario con un encuentro nacional de trenes de 5 pulgadas

Como todos los años, coincidiendo con el Día del Tren del Museo del Ferrocarril, el sábado 27 de octubre realizaremos el XXI encuentro de trenes de jardín de 5”, que se extenderá a la mañana del 28, pero con menos participantes.

El Encuentro es el 21º ya que el primero tuvo lugar al mismo tiempo que la inauguración del Ferrocarril de las Delicias, el 24 de octubre de 1998, tras dos años de gestiones con el Museo del Ferrocarril de Madrid y trabajos para levantar el parque.

Durante el horario de apertura, de 11:30 a 14:00, circularán por nuestras vías trenes de otros parques ferroviarios de toda España. Si habitualmente sacamos 2 o 3 trenes, ese día el público podrá ver con total seguridad más de 10. Y la mayoría estarán presentes sólo ese día y no regresarán en muchos años, pues vienen en exclusiva para este encuentro.

Trenes en "Central" durante el Día del tren de 2016
Trenes en “Central” durante el Día del tren de 2016

Aparte de nuestro encuentro, tanto el Museo del Ferrocarril como otras asociaciones también van a realizar muchas actividades para todos los públicos. Algunas de esas asociaciones, como la de Restauración de Material Ferroviario “AREMAF” o la de Amigos del Ferrocarril de Madrid “AAFM”, son también viejas amigas con su trabajo, su apoyo o sus actividades han contribuido también a nuestra labor.

Así que la mañana del sábado 27 tienes un gran plan que hacer en Madrid. Y, si la agenda no te lo impide, ¡también tienes la del domingo 28!

Be the first to comment

Deja un comentario