Gran reparación de la locomotora 020 “Deliciosa”

Ruedas torneadas

En 1996, nada más iniciarse nuestra relación con el Museo del Ferrocarril, nos hicimos cargo de la reparación y puesta en servicio de las dos locomotoras de vapor de 5” propiedad de esta institución y que, por los años de uso, se encontraban en estado de mínima operatividad.

Una vez localizados los problemas más importantes, y solventados estos, se procedió a dotarlas de elementos de los que carecían como las copas de engrase, griferías eficientes y renovación de todos los racores y juntas que se encontraban dañados. También fueron dotadas de nuevos volantes de distribución con diseño mejorado. Tras estas labores, ambas locomotoras entraron en servicio, pero se hacían necesarias sendas reparaciones integrales a causa, fundamentalmente, de desgastes y desajustes que, de prolongarse en el tiempo, hubieran provocado daños de muy difícil reparación.

Ya en 2004 la 030-001 “Eva Brown” (ver fichas de material) se sometió a una gran reparación similar a la que hoy nos ocupa. El magnífico resultado obtenido y los problemas que presentaba la 020-001 “Deliciosa”, nos hizo plantearnos aprobar su intervención, aún siendo esta última, una locomotora sin apenas uso en la explotación del Ferrocarril de las Delicias.

Al margen de las necesidades que se presentan en este tipo de intervenciones en una máquina con 25 años, varios eran los problemas específicos que arrastraba la locomotora, el más acusado, la crónica falta de alimentación, que, aún usando las dos bombas de agua ligadas al eje motor, en condiciones de carga superiores al 50% eran incapaces de mantener el adecuado nivel en la caldera. Esto no sólo limita, aún más, la capacidad de la máquina, si no que obliga al maquinista a realizar paradas técnicas para reponer agua de forma manual. El motivo era que el sistema de excéntricas acumulaba un desgaste cercano a los 4 mm, por lo que la carrera útil del pistón de las bombas se hallaba considerablemente reducida.

Se puede observar la holgura existente y la solución adoptada

Otro de los problemas era el marcado desgaste de las llantas, que superaba los 1,5 mm de hendidura en la banda de rodadura. Por último, el acusado desajuste de la distribución que en ocasiones impedía el uso de la marcha atrás con regularidad.

Flamante aspecto de las ruedas recién torneadas, el bastidor reparado y la ballesta templada

Relación completa de trabajos ejecutados entre febrero y abril de 2007:

  • Sustitución de las excéntricas originales formadas por cojinetes de fricción por un rodamiento acorde y nuevos anillos exteriores mecanizados en talleres ajenos.
  • Sustitución de los cojinetes interiores del pistón por otro par de rodamientos, con el fin de evitar los desgastes provocados por las dificultades de lubricación inherentes a la posición del mismo.
  • Rectificado (en el mismo taller que el anillo de sujeción) de las ruedas de la locomotora conforme a estándares de la FCAAF que le aporta la conicidad adecuada al perfil de rueda.
  • Soldadura de varios elementos del bastidor que se encontraban dañados.
  • Imprimado y pintado integral de todos sus elementos con acabado anticalórico resistente a la abrasión en la zona de marquesina y emparrillado y de color rojo brillante en el resto.
  • Pintura integral acrílica al horno en marquesina, techo, depósitos y forros de los pistones.
  • Revisión y ajuste de todos los elementos de los circuitos de agua y vapor con la sustitución de juntas y racores.
  • Revisión de los componentes de la caldera en busca de fugas y renovación de elementos de asiento, así como, precipitación de elementos sólidos depositados en la caldera por medio de ultrasonidos y tratamiento químico.
  • Sustitución del ventilador de la locomotora por uno nuevo de cobre recocido realizado a medida.
  • Reparación de la ballesta de suspensión delantera volviendo a darle “el punto” al fleje que la conforma.
  • Revisión y ajuste de las purgas de la locomotora y corrección de las fugas que presentaban.
Un antes y un después en la vida de la “Deliciosa”

Tras más de dos meses de intensa labor, incluso fuera de nuestros días establecidos de trabajo y una inversión cercana a los 1.500,00 €, la locomotora entró de nuevo en servicio en magnificas condiciones y con operatividad asegurada para los próximos años.

La locomotora comenzó su nueva vida útil el 22 de abril de 2007, con ocasión del 6º A Todo Vapor!! .

Be the first to comment

Deja un comentario