Historia del Ferrocarril de las Delicias

Trenes del CiMaF sobre las vías de aluminio del circuito portátil.
Trenes del CiMaF sobre las vías de aluminio del circuito portátil.

La iniciativa para la creación del parque ferroviario Ferrocarril de las Delicias, partió de un grupo de socios del Círculo que, por aquel entonces, colaboraba con el Museo del Ferrocarril de Madrid en la explotación y mantenimiento de dos locomotoras de vapor TJV de sus fondos. Con ellas, realizábamos demostraciones de “vapor vivo” sobre un circuito portátil de vía de aluminio que instalábamos en los andenes del museo o en sus inmediaciones, coincidiendo con el mercadillo de modelismo o en jornadas especiales.

En estas condiciones, llegamos incluso a organizar encuentros con asociaciones amigas como la de la jornada de puertas abiertas de 1997 en la que, además, comenzamos a realizar la venta de billetes con máquina billetera HUGIN.

No fue hasta finales de 1998 cuando el Ferrocarril de las Delicias fue inaugurado, siendo el primer parque ferroviario de la Comunidad de Madrid.

historia fcd 02

Las obras del Parque original

historia fcd 03La existencia de una parcela de 1000 m² en las inmediaciones del Museo nos hizo pensar en la posibilidad de situar allí una instalación permanente. En los primeros meses de 1998 la idea fue tomando forma, el Museo construyó el túnel de obra y, partiendo de este punto, dos socios diseñaron la base del actual circuito.

historia fcd 04Entre los problemas que debimos superar, estaba el reparto de dos grandes montones de tierra y escombros que impedían desarrollar nuestro circuito para lo que contratamos los servicios de una retroexcavadora y un operario para repartir las tierras y crear dos montañas en el emplazamiento adecuado. Sólo quedaba el replanteo y la nivelación. El replanteo lo realizamos con la técnica del escalímetro y el compás (un poco rudimentario pero muy eficaz) y para la nivelación contamos con la ayuda de un maestro topógrafo colaborador del Círculo. Gracias a su ayuda, nuestro parque dispone de pendiente cero.

La retroexcavadora haciendo los movimientos de tierras.
La retroexcavadora haciendo los movimientos de tierras.

En primavera, el Museo puso a nuestra disposición una cuadrilla de albañiles con la que realizamos la infraestructura del parque. Sólo restaba dotar a la instalación de agua y luz, trabajos también realizados por los socios a comienzos del verano.

Instalación de la losa de la víaUna escuela taller realizó los primeros trabajos de jardinería que, posteriormente, tuvimos que modificar y ampliar para adaptarlo a las necesidades funcionales de la instalación, a la que se dotó de sistema de riego por goteo.

Durante el verano instalamos la vía y adecuamos una zona para la espera de los viajeros, lo justo para poder inaugurar el parque en la celebración de nuestro primer Día del Tren, que hicimos coincidir con la Jornada de Puertas Abiertas del Museo.

Inicialmente, el Ferrocarril de las Delicias no contaba con cocherón y no fue hasta diciembre cuando con el empleo de todos los recursos económicos del Círculo, cerramos el túnel con dos cierres de persiana para poder utilizarlo como cocherón provisional.

La inauguración del FCD

La inauguración del parque dio lugar al primer “Día del Tren”, nombre con el que bautizamos nuestros encuentros anuales de vaporistas que coinciden con el aniversario del parque y la jornada de puertas abiertas del Museo del Ferrocarril.

A este primer encuentro, celebrado el 24 de octubre de 1998, acudieron amigos de Riba-Roja, Vilanova, Valdepeñas y Burgos y fue, sin duda, uno de los días más importantes en la historia del Círculo.

La inauguración tuvo lugar a las 11 de la mañana, a cargo del entonces Director del Museo D. Rafael R. Sanchidrián (quien cortó la cinta inaugural) y del Presidente del Círculo, D. Rubén Morón quien posteriormente dio la salida del primer tren, encabezado por la locomotora de vapor “Deliciosa” a los mandos de Santi Méndez seguida por la “Eulogio” de Javier Aranguren y las demás máquinas participantes. Tras el acto inaugural, D. Rafael R. Sanchidrián firmó en nuestro libro de honor y recibió una placa conmemorativa del acto.

Acto inaugural del Ferrocarril de las Delicias en 1998.
Acto inaugural del Ferrocarril de las Delicias en 1998.

Desde entonces…

Poco a poco hemos ido dotando al parque ferroviario de su equipamiento actual. Entre todo lo realizado, destaca:

  • La carbonera, donada por Javier Aranguren.
  • La placa giratoria y el depósito de agua, ambas piezas realizadas y donadas por nuestro socio José Martínez.
  • Las vías del cenicero.
  • La caseta de la recepción, construida íntegramente por nuestros socios.
  • La ampliación de las estaciones principales del parque “Central” y “Arboleda”.
  • Los aparatos de vía de fabricación propia, algunos de cierta complejidad, como la bretelle de Central o el cambio “triple” de Arboleda.
  • La renovación progresiva de vía de aluminio por vía de acero de fabricación propia.
  • La progresiva mejora del ajardinamiento y su mantenimiento en todo el parque.
  • El acceso al nuevo local social, cuya adaptación también fue realizada por los propios socios.
  • La adaptación como cocherón de la caseta del antiguo concentrador de palancas del enclavamiento de la estación de Torrelodones de la antigua Compañía del Norte.
  • La construcción y puesta en servicio de la variante de Torrelo y del cantón de vía doble.
  • La vía del apartadero-cargadero de La Carbonera.
  • El montaje del cocherón interior, resultado de cubrir el patio existente entre el parque y el local social.
  • El vivero elevado.
  • El acceso para socios de la calle Turmalina.
  • El apartadero de Tomás Bretón.

Se pueden consultar las obras más recientes en la sección Trabajos de Mejora de las instalaciones del Círculo.

Continúan pendientes la instalación del alcantarillado, el solado de la zona de espera, y la construcción del edificio de la estación, entre otras muchas actuaciones que en la actualidad tratamos de llevar a cabo. Como siempre el problema es la financiación. Hasta el momento el Círculo tiene que hacerse cargo de todas las inversiones y no siempre se dispone de la cantidad suficiente.

Pese a todo, seguimos con la misma ilusión de 1996 y confiamos en que, poco a poco, las intervenciones en el parque puedan realizarse. Por el momento mantenemos un número de actividades cada vez mayor con una gran acogida por parte de público y aficionados.

Les esperamos en el Ferrocarril de las Delicias